¿Supermercados DIA, Día o Dia?


La conocida cadena española de supermercados DIA ha sido noticia esta semana en el mundo económico. Su inversor mayoritario, el ruso Mijaíl Fridman, lanzó el pasado día 5 una oferta pública de adquisición (opa) para hacerse con el 100 % del grupo. Todos los medios dieron la noticia, pero cada uno escribe el nombre de la empresa de una forma. Aclaremos esto, ¡correctora al rescate!

El nombre completo de la empresa es Distribuidora Internacional de Alimentación, por lo que el nombre comercial que todos conocemos son sus siglas, DIA. En concreto, se trata de un acrónimo. Los acrónimos son siglas que se pueden pronunciar como una palabra y también vocablos formados por la unión de elementos de varias palabras (ofimática, teleñeco…).

¿Solo es correcto en mayúsculas?

Ahora bien, hay acrónimos que se han lexicalizado y ya no necesitan escribirse enteros en mayúsculas. Es el caso, por ejemplo, de Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) o de Unicef (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia). Fueron siglas que, con el tiempo, se han convertido en nombres propios que ya solo llevan la primera letra en mayúscula.

Incluso hay sustantivos comunes que ahora utilizamos y que, en su momento, fueron el acrónimo de un nombre más largo. Por ejemplo, ovni (objeto volador no identificado) o la palabra que utilizábamos al principio, opa (oferta pública de adquisición). Pero también sida, láser, pyme

En el caso de los nombres propios, la Ortografía de la lengua española (OLE) recomienda que solo los acrónimos con más de cuatro letras se puedan poner únicamente con inicial mayúscula. Si tienen menos, como es el caso de DIA, lo más adecuado es dejarlo entero en mayúsculas.

Ejemplo de Bolsamanía en el que escriben DIA en mayúscula.

Un ejemplo de Bolsamanía en el que DIA se escribe en mayúsculas pero no opa, que ya está lexicalizado y puede ponerse en plural.

Un acrónimo excepcional

Pero a veces vemos «supermercados DIA» , otras «las tiendas Día» , otras «la empresa Dia»… Por eso, pregunté a la Real Academia de la Lengua (RAE) qué estaba pasando. Podría decirse que el acrónimo DIA está en pleno proceso de lexicalización, aunque es un caso excepcional por ser un nombre propio de menos de cuatro letras. Por tanto, se puede escribir únicamente la primera letra en mayúscula, como en cualquier nombre propio.

Hasta aquí bien. Pero ¿Dia o Día? Una de las características de las siglas es que no se tildan, pero sí los acrónimos lexicalizados. Lo adecuado es adaptar la escritura a la pronunciación. Por eso, si decidimos poner el nombre solo con mayúscula inicial, la tilde será obligatoria: Día.

Ejemplo de La Información en el que han lexicalizador el acrónimo Día y le han puesto la correspondiente tilde.
En La Información han lexicalizado correctamente el acrónimo y lo escriben con tilde. (Vamos a ignorar las erratas y otros errores).

La otra duda que puede surgir es por culpa del logotipo de la compañía. En él, la empresa escribe su nombre con mayúscula inicial y sin tilde, Dia. La OLE recoge que en el diseño gráfico y sectores como la publicidad se permiten ciertas licencias ortográficas. Eso sí, a la hora de escribir el nombre en un texto, hay que ponerle sus tildes o mayúsculas correspondientes.

Los medios desconocen la lección

Para terminar, algunos ejemplos del lío mayúsculo que están creando los supermercados DIA. Ya no solo por sus vaivenes en Bolsa, sino por el caos en la ortografía de los medios de comunicación.

Los supermercados Dia siempre se escriben con mayúscula inicial y sin tilde en El Economista.
En este ejemplo de El Economista, escriben Dia* sin tilde pero mantienen OPA como acrónimo en mayúsculas.
Ejemplo de La Vanguardia, en el que escriben el nombre de los supermercados Dia con mayúscula inicial pero sin tilde.
Otro titular con Dia*, esta vez de La Vanguardia.
Ejemplo de Cinco Días, con Dia solo con mayúscula inicial pero sin tilde.
Un último ejemplo, de Cinco Días.

¿Conocíais este caso de los supermercados DIA? Un ejemplo curioso de la lexicalización de acrónimos. Las palabras avanzan con nosotros y los medios son uno de los principales agentes del cambio en el lenguaje. Aunque unos consiguen adaptarse mejor que otros… ¡Menos mal que esta correctora seguirá acechando para pillarles los errores!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *