Condicional de rumor: ¿noticia o chascarrillo?


En español utilizamos el condicional cuando queremos referirnos a un futuro que, tal vez, no se produzca. Sin embargo, tiene otro uso que, aunque es correcto, tiene matices inapropiados para el periodista. ¿Has oído hablar del condicional de rumor? ¡Correctora al rescate!

El condicional «lleva implícita la idea de que existen ciertas circunstancias que dificultan el cumplimiento o la verificación del contenido de la oración», dice la Nueva gramática de la lengua española. Si decimos que él cantaría si le dieran la oportunidad, nos referimos a un hipotético futuro que ocurrirá si se cumple un requisito: que le den la oportunidad.

Otros usos del condicional

«Cuando» + condicional

Al igual que el resto de los tiempos verbales, no usamos el condicional solo para una cosa. Si estamos hablando de la vida de Miguel de Cervantes y decimos que en 1605 sería cuando publicara su obra cumbre, es obvio que no hablamos de un futuro (aunque en el pasado) hipotético. De hecho, en 1605 se publicó la primera parte de El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha. Es otro uso extra que se puede hacer de este tiempo verbal, en sustitución del futuro.

El condicional de conjetura y el de rumor

Serían las diez de la noche cuando María llamó a la puerta. Ese serían expresa una suposición o una probabilidad (probablemente eran las diez, aunque no hay certeza). Es lo que se denomina condicional de conjetura.

Una variante de este condicional de conjetura es el rey de los chascarrillos: el condicional de rumor. Es muy propio del lenguaje periodístico y lleva implícita esa idea de que algo no está confirmado: El presunto ladrón habría entrado por la ventana (pero quizá entró por otro sitio), La joven habría cogido el tren de las 8 (aunque tal vez fue el de las 9). En ambos casos, el uso de ese tiempo verbal da a entender que nada de eso es 100 % seguro.

Es común encontrar este tiempo verbal en noticias sobre investigaciones policiales en curso, cuando aún no hay declaraciones oficiales. Ha sido el caso, por ejemplo, del asesinato ocurrido en Tenerife esta misma semana. Un hombre ha matado, presuntamente, a su mujer y a uno de sus hijos, y el único testigo es el hijo pequeño del matrimonio.

El caso en los medios

Así han tratado la noticia algunos medios en los últimos días:

Ejemplo de condicional de rumor en la noticia del asesinato machista de Tenerife. Visto en ABC.
Ejemplo de ABC. El tiempo verbal da a entender que no hay confirmación de que sucediera así.
Ejemplo de condicional de rumor en La Razón.
Ejemplo de La Razón. El verbo lleva implícita la idea de que no es información verificada.
Ejemplo de condicional en sustitución de futuro en El Mundo.
Ejemplo de El Mundo. En este caso, el condicional funciona como un futuro (el posteriormente da la pista). Es el mismo caso que el ejemplo de Miguel de Cervantes.

Hasta ahora, la única información que se tiene del crimen es el testimonio del niño. La investigación está bajo secreto de sumario, por lo que la policía no ha dado más detalles. En este contexto, los medios recurren a este condicional de rumor para narrar los hechos. Eso sí, con ese matiz de «conjetura» tan poco apropiado para un medio de comunicación. Si la información está verificada, el condicional de rumor es incorrecto; si no lo es, la información es solo chascarrillo.

La Real Academia Española (RAE) asegura que el condicional de rumor es correcto gramaticalmente. Pero sí que, al preguntarle directamente, concreta que muchos medios huyen de él: los medios no deben informar de conjeturas, solo de noticias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *